Un humano tras la mirilla

Un ruido ensordecedor retumbaba en mi casa, un ruido imposible de acallar. Mis pasos se dirigían  hacia la puerta, intentando sobrepasar aquel muro que me impedía apagar ese ruido. Lo único a lo que me atrevía era a mirar, a mirar a través de ese minúsculo agujero, viendo así pasar la vida ante mí, observando impasible, lo que ocurría a través de mi mirilla.

Humano. ¿Bueno, o malo por naturaleza?

El bien y el mal son conceptos que nos acompañarán durante toda nuestra existencia, tanto es así, que hasta se pone en entredicho si nacemos buenos o malos, pues según algunos, la bondad o la maldad podrían ser cualidades que se heredan. Ya me extrañaba a mí que Mendel en sus experimentos “sobre guisantes” se olvidó de algo! Y me pregunto: ¿El gen de la bondad será recesivo?

El ser humano es un ser social que avanza y piensa en conjunto, que se nutre de lo colectivo. Para sobrevivir en la antigüedad, los primeros seres humanos tenían que tener una coordinación y una simbiosis casi perfecta. Su mayor enemigo, la naturaleza, era implacable con ellos, el margen de error tenía que ser pequeño, porque la mayor arma que tenemos para vivir en el mundo,“la inteligencia”, se encontraba en vías de desarrollo. No poseíamos garras ni dientes afilados, no teníamos frondosos pelajes ni podíamos volar ni vivir bajo el agua, así que moverse, utilizar nuestro cerebro y repartir las tareas, fue de vital importancia para la supervivencia de la especie.

Según mi opinión, hay un punto de inflexión cuando la propiedad privada entró en juego. Recursos que antes se colectivizaban, ahora se repartían de una forma más desigual creando pugnas por el control de territorios y recursos.

Sin extenderme mucho más en este asunto, el desarrollo del ser humano hasta hoy día ha sido desigual y a veces, caótico. Ciencia, filosofía y religión han ido calando en las diferentes sociedades de todo el planeta, dejando una huella característica, apuntalando diferencias y similitudes que marcarán el devenir de las mismas.

Ser único

¿Qué pasaría si todos fuéramos clones sacados de Star Wars? Seríamos seres con un pensamiento único, un mismo individuo con un objetivo en común, tocando una melodía al unísono sin una nota discordante.Vale,vale,me he pasado un poco, ya que estos clones son manejados por otros y su capacidad de moverse libremente está anulada, pero su capacidad de organización es de otro “mundo”.

 

Poniendo un punto y aparte  y dejando atrás la ciencia ficción, os quiero mostrar algo muy real y tangible. ¿Os suena de algo este gráfico?.

Riqueza mundial

 

Aquí, la noticia.

Pues bien, aunque estos datos están recogidos desde el año 2000, no se producen gracias a un frote de lámpara mágica. Estos datos arrojan a la luz una verdad absoluta; desde las primeras civilizaciones y el control de la propiedad, se han establecido jerarquías, jerarquías en las que el poder  y los recursos, se han ido concentrando cada vez en menos manos. Es escalofriante como un 8,1% de la población mundial controla el 74,6%, es decir, desde un sistema primitivo en el que no existían las clases sociales, hemos pasado a un sistema donde las clases sociales están bien reflejadas y marcadas, y es que, ya lo decía Warren Buffet cuando escribió un artículo en The New , en el que decía: “La lucha de clases sigue existiendo, pero la mía va ganando”. Con esto quiero decir, que hay una máxima que nos han grabado a fuego desde épocas remotas,  y dicho de forma simplista: Si naces pobre, morirás pobre.

Nos han vendido la idea de que, como seres individuales, tenemos más oportunidades de triunfar, nos han vendido que si somos mejores que el de al lado,conseguiremos éxito a raudales, nos han enseñado que hasta un familiar puede ser un enemigo que puede perjudicar tu supervivencia. Y todo esto es gracias a una máquina bien engrasada, bien planeada para hacerte pensar que cualquier ser humano puede ponerte la “zancadilla. Nos hacen olvidar constantemente que el progreso de la humanidad viene del trabajo colectivo, de la cooperación de la mayoría para avanzar.

Existe una acción o gesto universal y que realizamos en ocasiones sin darnos cuenta, que es, mirar para otro lado.Esta acción es inculcada y de alguna forma programada para que pueda ejercerse en todos los aspectos de nuestra vida, y se repite tanto en la vida real como en el cine.Por ejemplo, escribimos un análisis en nuestro blog de la película Atmósfera Ceroen la que sacamos a relucir varias conductas  del ser humano que se ven reflejadas en la misma.

Estos actos o conductas, hacen al ser humano su depredador más terrible y el único que es capaz de   autosabotear  su propia existencia .Parémonos a reflexionar un minuto sobre la importancia que tiene cada persona en la sociedad y nos daremos cuenta que como especie, todos contribuimos a un avance, desde el agricultor que  nos provee de alimentos hasta el  médico  que nos cura, pudiendo entender así, la relevancia que tenemos no como individuos, sino como conjunto.

Soy Robot

Adicción

Hola, soy tu móvil,soy el vehículo que aparca solo,soy tu ordenador, soy tu tele y soy muchas cosas que con utilización errónea pueden llevarte a: atrofiar tu mente , hacerte un yonki de mi, alejarte del contacto humano, inundarte de la ideología predominante, crearte miedos, inseguridades y un sinfín de cosas más.

La tecnología en sí misma, es un avance que puede resultar de mucha utilidad, para el progreso de la humanidad,ya que utilizadas para el bien común,pueden multiplicar exponencialmente cualquier tipo de  evolución en nuestra especie.

Es decir hemos conseguido un salto cualitativo y cuantitativo gracias a ellas.desde poder comunicarte con alguien a miles de km en cuestión de segundos, hasta llegar a poder explorar el universo sin necesidad de que estuviésemos en el mismo.

Con ello quiero recalcar la idea de que  toda creación que tenga como objetivo única y exclusivamente  mejorar las condiciones de la mayoría social  es “bueno”.

Por último me gustaría haceros referencia a una serie  llamada Black Mirror,la cual,trata muchos aspectos de la influencia y mala utilización de dichas tecnologías.

 

Aquí no mandas tú

 

En distintas épocas, ha existido opresión hacia la mayoría social  y por ende, un choque contra lo establecido:esclavos contra amos,vasallos contra nobleza, trabajadores contra burgueses.Esto es debido a que, una parte de la humanidad se resigna a vivir  bajo el yugo de unos pocos,esta parte entiende y entendió en su tiempo , que nuestro planeta es un lugar en el que pueden coexistir todos los seres vivos,cooperando en pos de nuestra propia supervivencia y la de la propia Tierra.

Si esta porción de humanidad no hubiese dicho,”aquí no mandas tu”, nuestra historia seguramente hubiese recorrido caminos más oscuros.Estas personas entendieron,  que la cooperación con el prójimo era la mejor forma de avanzar como sociedad dejando así  una huella,como si se tratase del mismo material genético,que aparecerá en las subsiguientes generaciones creando así un elemento inmortal.

 

Día tras día, el mismo ruido,día tras día, la misma mirilla,la misma sensación abrumadora, que me congelaba cuerpo y mente.En el fondo sabía que algo andaba mal.En lo más profundo de mi ser,ver  a través de ese minúsculo agujero, no era suficiente para acallar las voces de mi interior.Deseaba por todos los medios conocer de dónde venían y cómo silenciarlas.Así que reuní el valor necesario, agarre el pomo de la puerta y salí, para descubrir algo, a lo que llamaría más adelante:Conciencia.

Diodo

Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. Me ha encantado este artículo. Te hace reflexionar y no resulta nada denso de leer.
    Quizás echaría en falta un poco más de conexión entre los distintos apartados del mismo, como un enlace.
    Aun así, buen trabajo!
    Saludos.

Deja un comentario